Pues nada, que el NAS de marras se queda

17 septiembre 2020

Y es que después de pelearme un buen rato con él he llegado a una conclusión: sirve si lo dejas en la red interna.

jueves, 17 de septiembre de 2020

Les he enviado un correo chulo informando sobre qué podemos esperar de él y sin culpar a nadie (más bueno que soy).

Hola:

He podido echar un vistazo en profundidad al dispositivo estas últimas horas y las noticias no son buenas.

He podido echar un vistazo en profundidad al dispositivo estas últimas horas y las noticias no son buenas.El dispositivo es para mercado doméstico aunque puede utilizarse también en una pequeña empresa. Eso debería hacerlo adecuado para nosotros excepto por un detalle. No admite conexiones seguras con la empresa. Y el fabricante, por lo que he visto en sus foros, no tiene pensado añadirlo a esta gama.

El dispositivo es para mercado doméstico aunque puede utilizarse también en una pequeña empresa. Eso debería hacerlo adecuado para nosotros excepto por un detalle. No admite conexiones seguras con la empresa. Y el fabricante, por lo que he visto en sus foros, no tiene pensado añadirlo a esta gama.

Eso significa que si lo conectas a una red de casa (como la que tienes con la fibra) o a la de la empresa, como está ahora mismo, puedes acceder a él, subirle datos en varios formatos y servicios, usarlo en tanto como disco de red e instalar algún programa extra como unreproductor multimedia para ver cosas que tengas guardadas. Pero si lo que pretendes es que desde esa red acepte conexiones desde otra (a través de Internet) no puedes hacerlo.

Así que si lo ponemos en casa de Carolina le servirá a ella y a su familia pero nosotros no tendremos acceso a él y, por tanto, no tendrá sentido instalarlo.

Estoy buscando alternativas con los equipos que tenemos, que las hay y no tienen coste, pero es posible que no sea tan simple ni tan bonito para un salón.

Seguiré informando en breve.

Así que le he dado una IP fija en el DNS y en su configuración, un nombre bonito (cofre.venexma.net) y lo he llevado a la nave de enfrente. Un lugar separado por una calle de la nave principal y que puede salvarse en caso de catástrofe.

Para moverlo fuera les he dicho de emplear una de esas CPU pequeñas que tenemos por aquí, dotarla de un disco grande (como el que venía estropeado con el NAS), instalarle un Linux mínimo y hacer lo que tenía que hacer este NAS pero con más libertad de configuración.

Que sí, que mientras no cueste dinero que adelante. Así que bueno, otra tarea más apasionante por delante. Si sobrevivo al desarrollo que tenía que haber empezado esta semana y que aún estoy en el diseño sobre papel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *