Impresora HP Officejet Pro K5400

Preferiría no tener que decirlo pero es lo que pienso: esta impresora es un asco.

La compré con toda la ilusión del mundo y sin fijarme demasiado en los costes de mantenimiento porque quería cierta calidad y llevo con ella más tiempo en reparación que funcionando.

Y no estoy diciendo que sea mala impresora, ojo, que imprimir imprime muy bien y muy rápido, siempre y cuando no falle todo lo demás.

HP OfficeJet Pro K5400

Sólo afirmo que es un asco de trasto por lo engorroso que es mantenerlo y lo delicado de sus componentes. Tiene dos cabezales de impresión carísimos de la muerte, y tan tiernos que siempre hay que estar dándoles cariño y atención porque si no dejan de funcionar y faltan tonos de color.

También incluye tres cartuchos de tinta para colores y otro para negro, y que de cuando en cuando pues como que también es necesario limpiar y achuchar un poco; no hacerlo equivale a que dejen «rastros» por el papel.

Después del «sufrimiento» habitual con las impresiones erróneas donde faltan colores o aparecen borrosos y mezclados, busqué en la red información sobre ella por si existía algún método mágico y creo que puedo haberlo encontrado. Se trata de un vídeo demostrativo del método de limpieza del cabezal de impresión, en el que explican también que la posible causa de que este componente deje de funcionar es la falta de presión para insuflar tinta en dicho cabezal.

Bueno, no es que me alegre mucho saberlo porque entonces se trataría de un fallo de diseño que no creo que vayan a reparar los de HP, además de que es un procedimiento lento y sucio -la impresora puede tardar más de cinco minutos en estar operativa cuando detecta cambios en los cabezales- pero es posible que me solucione de cuando en cuando la papeleta hasta que me decida a sustituir esta máquina por otra.