Pues ahora le da por dormir …

… a una máquina que nunca debe estar así. Y es un engorro dado que al ser mi puesto de trabajo la empleo mucho para conexiones desde el exterior con la red de la empresa.

Y ni idea de lo que le ha ocurrido o lo que he tocado. No estoy muy fino últimamente con los recuerdos, es verdad, pero algo así tendría que saber de dónde proviene, ¿ no ?

Pues no, ahora cuando cierro sesión la máquina pasa al modo de ahorro de energía y tengo que despertarla primero empleando Wake on Lan. Que sí, que es cómodo una vez que tienes la MAC pero que es otra piedrecita en el camino y no quiero recoger más. Eso contando con que esté presente, que si las copias de seguridad están en marcha, por ejemplo, el sistema se congela y la conexión se pierde y … todo son dramas.

Pues para despertarlo, una vez que conozco la MAC de mi ordenador consultando la tabla arp en el servidor frontera, me basta con usar lo siguiente:

$ sudo wakeonlan -i 192.168.100.40 74:d4:35:ab:f6:a4

Pero para asegurarme de que no hace el tonto más he tenido que recurrir a enmascarar varios objetivos empleando systemd (según he encontrado en esta página):

$ sudo systemctl mask sleep.target suspend.target hibernate.target

Auto montaje de unidades bajo Samba

Entrada rápida para no olvidar que se podía hacer y cómo lo hice, que ya nos conocemos.

Han cambiado bastante las cosas en mi lugar de trabajo y ahora tengo a un puñado de máquinas Windows accediendo a un recurso de red para compartir documentos. Este recurso está bajo el control de Samba en un servidor Linux y anteriormente era un montaje vía NFS con equiparación de identificadores de usuario, permisos y grupos.

El acceso era automático empleando autofs que configuraba también de forma automática con un paquete Debian que instalaba en cada máquina.

La única instalación cliente que me queda, al margen de mi equipo para desarrollo, seguía utilizando dicho atajo a la carpeta de red. Pero ahora necesita estar en el mismo sitio que sus compañeros por lo que he tenido que hacer un pequeño cambio en la configuración.

El archivo /etc/auto.docs es el encargado de definir dónde y cómo se accede a estos recursos. Ahora tiene el siguiente aspecto:

#
#       Mapa de montaje para documentos 
#

#empresa                -rw         docs.empresa.net:/docs/empresa
empresa         -fstype=cifs,rw,guest,uid=nobody,gid=Empresa,file_mode=0665,dir_mode=0775       ://docs.empresa.net/Compartidos
*                   -rw         docs.empresa.net:/docs/&

He dejado la línea anterior que hacía referencia a la versión con NFS. La nueva indica que cuando se acceda a la carpeta /var/docs/empresa se efectúe el montaje vía CIFS con las siguientes opciones:

  • Lectura/escritura: rw
  • Acceso de invitado sin contraseña: guest
  • Forzar el ID de usuario a nobody: uid=
  • Forzar el grupo al que pertenecen todos (Empresa). gid=
  • Definir los permisos de nuevos ficheros y directorios: file_mode= y dir_mode=.

Es necesario que exista un ejecutable mount.cifs así que es obligado instalar en el cliente el paquete cifs-utils.