Auto montaje de unidades bajo Samba

Entrada rápida para no olvidar que se podía hacer y cómo lo hice, que ya nos conocemos.

Han cambiado bastante las cosas en mi lugar de trabajo y ahora tengo a un puñado de máquinas Windows accediendo a un recurso de red para compartir documentos. Este recurso está bajo el control de Samba en un servidor Linux y anteriormente era un montaje vía NFS con equiparación de identificadores de usuario, permisos y grupos.

El acceso era automático empleando autofs que configuraba también de forma automática con un paquete Debian que instalaba en cada máquina.

La única instalación cliente que me queda, al margen de mi equipo para desarrollo, seguía utilizando dicho atajo a la carpeta de red. Pero ahora necesita estar en el mismo sitio que sus compañeros por lo que he tenido que hacer un pequeño cambio en la configuración.

El archivo /etc/auto.docs es el encargado de definir dónde y cómo se accede a estos recursos. Ahora tiene el siguiente aspecto:

#
#       Mapa de montaje para documentos 
#

#empresa                -rw         docs.empresa.net:/docs/empresa
empresa         -fstype=cifs,rw,guest,uid=nobody,gid=Empresa,file_mode=0665,dir_mode=0775       ://docs.empresa.net/Compartidos
*                   -rw         docs.empresa.net:/docs/&

He dejado la línea anterior que hacía referencia a la versión con NFS. La nueva indica que cuando se acceda a la carpeta /var/docs/empresa se efectúe el montaje vía CIFS con las siguientes opciones:

  • Lectura/escritura: rw
  • Acceso de invitado sin contraseña: guest
  • Forzar el ID de usuario a nobody: uid=
  • Forzar el grupo al que pertenecen todos (Empresa). gid=
  • Definir los permisos de nuevos ficheros y directorios: file_mode= y dir_mode=.

Es necesario que exista un ejecutable mount.cifs así que es obligado instalar en el cliente el paquete cifs-utils.

No ha sido una sorpresa

Sólo ha dolido y me ha descolocado.

Pero seamos sinceros de una vez, ¿ por qué tenía que tener interés en ti ? Melón, ya te dijo lo que estaba buscando. También te demostró con creces que esa búsqueda era real.

Ni en sueños podías acercarte a los requisitos. ¿ esperabas de verdad que te hubiese esperado ?

Ay, pobre.

El bufón

¿ Alguna idea de cómo es un bufón ? Me refiero al término clásico, el de la corte medieval, no al que el cine y la televisión han creado.

Alguien que es aceptado porque entretiene, que puede reírse de sí mismo, y acepta que los demás lo hagan. Que adorna las reuniones y que puede arrancarte alguna carcajada de cuando en cuando.

Pero alguien tan inmerso en el personaje que cuando asoma la persona deja de hacer gracia. Entonces sus opiniones ya no molan. Es que no razona bien, sus fuentes son erróneas y sus conclusiones molestas.

Ya no mola. No es divertido y tanta pasión es molesta. Hale, mejor fuera hasta que recapacite y vuelva a ser útil.

Pues así se siente ahora. Dolido y confundido, repasando una y otra vez sus sentimientos y las razones que expuso. Algo debe de estar mal, ¿ no ? Vamos, que la repulsa fue unánime. Así que la culpa debe ser suya. No alcanza a comprender bien por qué pero ellos tienen más cultura, más posición, deben saber más. Y él debe ser el equivocado.

El bufón quiere dejar de trabajar, como los demás, y ser otra cosa en sus horas libres. Pero claro, todo no se puede. No puedes ser un adorno y que te tomen en serio.

Y mejor que el bufón no espere otra cosa que la soledad. El personaje se lo ha construido él. Tiene un papel concreto que desempeñar y fuera de él no interesa.

Ya no hace gracia.