Cómo matar moscas a cañonazos

o qué bueno es a veces tener tantos formatos para representar información.

Hoy hemos recibido el logotipo de un cliente extranjero -alemán para más señas- en un archivo con la extensión

psd

que a mí me sonaba de algo y que el lector de correo de mi jefe intentaba abrir con

krita

, mientras éste se empeñaba en mostrar únicamente un precioso rectángulo blanco.

Traslado el archivo a mi máquina y pruebo a ver qué es:

$ file  Logotyp.psd
Logotyp.psd: Adobe Photoshop Image

y arrugo la nariz mientras preveo un montón de problemas.

Gimp

me dice que

Cannot handle PSD files in CMYK color

y una búsqueda en la red me lleva a la página de Xavier Araque, donde cuenta que el programa Gimp arrastra cierta carencia desde sus comienzos y es la de no poder trabajar con perfiles CMYK y archivos de 16bits, que son los que normalmente crea Adobe Photoshop. Sin embargo da una solución bien sencilla, emplear ImageMagick para convertirlo a formato TIFF, importar todas sus capas en Gimp y exportarlo desde allí a otro formato más manejable como JPG o PNG, porque a fin de cuentas sólo necesitábamos el logotipo para imprimirlo (que ya le vale al amigo).

$ convert -depth 8 -colorspace RGB Logotyp.psd logotipo.tif