El corrector ortográfico ha dejado de funcionar …

… al mismo tiempo que su cerebro por lo visto.

Y es que no importa que lleve diez años o más empleando el mismo programa para leer el correo. Incansable al desaliento te larga un gruñido del tipo no funciona el corrector ortográfico en lugar del soso y vulgar Buenos días que cualquiera esperaría. Es el jefe.

Así que lo dejas todo y bajas a comprobar qué pudo ocurrir hace una semana para que dejase de funcionar el mecanismo corrector y, peor aún, qué más pudo acontecer para que se guardase el secreto y no te lo dijese. ¿ Cómo pudo aguantar tanto tiempo sufriendo en silencio ?

Muy triste todo. Más aún cuando descubres que el arreglo es tan complejo como marcar una opción en un menú

Activando el corrector ortográfico

Y aún pregunta que cómo ha podido ocurrir …

Puede compartir este contenido vía