Sobre diseño de interfaces de usuario …

1 Jul

… se habrán escrito bibliotecas enteras.

Designed for use

Designed for use by Lukas Mathis

de Lukas Mathis tiene como subtítulo Create usable interfaces for applications and the web y lo he comprado por pura curiosidad, por saber cómo ha cambiado en todo este tiempo el enfoque que se les da a los interfaces de usuario. En mi caso flaqueo bastante en ello y reconozco sentir mucha pereza en cuanto tengo que comenzar uno o retocar otro ya existente. Supongo que será algo similar a los listados, otra pesadilla devora recursos.

User-interface Screen Design

User-interface Screen Design by Wilbert O. Galitz

de Wilbert O. Galitz es del año 1993 y lo tengo conmigo desde poco después de ser editado. Supongo que lo compré para que me echase una mano con los nuevos interfaces gráficos que en realidad no llegué a crear nunca. Apenas lo recuerdo y según le estoy echando un vistazo menos me impresiona. No tuvo aplicación práctica en su momento.

Digital guide to developing international software

Digital guide to developing international software

de Cynthia Hartman Kennelly es una de esas pequeñas joyas que uno consigue en su momento y que sólo cuando está ya un poco cascado -profesionalmente hablando- termina por apreciar en su justa medida. Y digo esto porque lo he estado buscando, a raíz de comprar el primero de la entrada, y empiezo a temerme que desapareció en una yihad de libros estúpidos y reimpresiones de manuales. Aún me quedan un par de sitios donde buscar pero creo que va a ser que no …

El aprecio que tengo por el libro se debe a que fue uno de esos que te abren los ojos o que te tuercen la cabeza hasta hacerte ver lo que estaba ahí mismo pero que nadie te había enseñado a reconocer: en otros países, con otros idiomas, no sólo se habla raro, es que también se hacen las cosas de otra forma. Pongamos por caso las direcciones postales; en el libro te indicaban cómo atomizarlas para guardarlas en una base de datos y cómo ensamblarlas según las costumbres nativas de manera que un cartero fuese capaz de entregarlas sin problemas. Nada de lo que había estudiado hasta entonces sugería que hubiesen otras formas de escribir las cifras o las fechas, o de que los alfabetos llegasen a ser tan distintos y su almacenamiento y ordenación tan complejos. Y estoy hablando informáticamente. En aquella época pensaba que todos se habían plegado al uso del inglés y el código ASCII para representar nombres y descripciones, y que como mucho teníamos el ASCII extendido para incluir las eñes, que de todas formas tampoco se imprimían, y mucho menos se situaban en el lugar correcto.

El libro es, pues, una guía que publicó en 1990 la ya extinta empresa Digital (Digital Equipment Corporation) para desarrollar programas internacionales y cuya referencia se encuentra en Google Books (aunque no veo opción para poder leerlo, lo mismo se me escapa algo).

Reflexiones

Dado que soy bastante histérico con los libros es raro que yo tirase ese ejemplar, por lo que en algunos momentos he llegado a dudar, y mucho, de haberlo tenido en mi poder. Pero como suelo guardar casi todo, resulta que he encontrado una referencia a él en una base de datos de libros que construí en su momento; y tras consultarla me he dado cuenta de algo sorprendente: la base de datos tiene ocho años aproximadamente, el programa que lo gestiona está actualizado a la última versión y lo he podido abrir sin poner ninguna pega. ¿ No es extraordinario ?

Y es que siempre me ha parecido que Tellico es una herramienta digna de tenerse en cuenta …