Casi pierdo un brazo …

2 Feb

blog… y parte del hígado pero he conseguido recuperar casi todo el contenido de mis blogs anteriores. Ha sido una de las peleas más duras que recuerdo en una migración de servicios web, aunque ha merecido la pena por el entorno y el aprendizaje que he adquirido (a la fuerza).

El primer programa de blogs que utilicé fue dotclear. Era rápido y limpio, pero como no actualicé a tiempo me enfrenté con un cambio de versión mayor y no tenía ni ganas ni fuerzas para hacer lo mismo con todo el sistema operativo. Me pasé a Movable Type, escrito en Perl y todo eso, pero la sensación percibida era de abandono, de cambio a versión de pago forzosa y a un caos en la documentación.

Por último lo intenté con WordPress en otro par de blogs que mantengo y decidí quedarme con él, especialmente al ver que existían empresas que te ofrecían alojamiento para el programa directamente, sin mantener un sistema operativo completo. Tiene sus limitaciones, no lo niego, pero no es mala idea y tampoco resulta caro.

Así que aquí estoy, casi un año después de la última entrada, un poco titubeante pero con ganas de hacer más. Queda pendiente una entrada más técnica sobre la migración del blog.