¿ Tiempo de cambios, …

9 Feb

… tiempos interesantes ? Uf.

Hoy ha llegado el día en que mi jefe y el nuevo director me han reunido y me han soltado los planes para el próximo año. Son grandes, no puedo negarlo, y me afectan a mi principalmente.

Resumiendo: casi seguro que tendremos un ERP de Sage funcionando con Windows. ¿ Windows ? ¿ Volvemos a eso ? Pues eso parece; el nuevo director tiene experiencia con ese tipo de productos, incluso ha llevado a cabo varias migraciones de sistemas de gestión, y quiere tener a una empresa fuerte detrás que responda si hay problemas.

He recibido la noticia mal. No me ha gustado ni un pelo. Sé que la empresa sigue funcionando mal en ventas y sé que ahora tenemos que apoyarla y todo eso. Y estoy de acuerdo. En serio. A pesar de que la situación se repite por cuarto o quinto año consecutivo, estoy dispuesto a ayudar.

Pero …

He construído el sistema durante más de veinte años. Desde su concepción prácticamente. Es mi creación. Y me duele que ya no quieran seguir usándola, y eso que soy el primero que lleva también dos ejercicios (o más) pidiendo que la jubilemos, que ha crecido muy mal, como un tumor, y ahora es muy difícil de mantener (he tenido que añadir demasiadas características con muy poco tiempo).

Todos sabían -porque así lo advertí- que la cosa no daría para mucho más. La optimización del código o de los recursos quedó tan apartada que ya ni recuerdo en qué consistía. Vale, me he pasado. Pero lo que es cierto es que no optimizo nada de nada y que los últimos añadidos los he tenido que meter con cuña.

Después he estado pensando sobre ello y me he dicho: si la gestión comercial la va a llevar una empresa externa, ¿ el soporte también ? Supongo que sí, ¿ no ? Eso significa que ya no tengo que modificar ningún programa, que ya no tendré que enseñarles una y otra vez cómo se utiliza algo, que ya no escribiré más listados … Pues oye, que lo mismo el cambio mola.

Además, soy completamente consciente de lo mucho que la empresa depende de mí ahora mismo. Un par de décadas creando y adaptando mecanismos hacen que mi conocimiento sea vital en caso de problemas. ¿ Es eso a lo que aspiro ? ¿ A conservar mi puesto de trabajo porque les tengo agarrados por la entrepierna en lugar de por mi capacidad ? ¿ No es desagradable la presión que yo mismo me proporciono cada vez que me pongo enfermo o quiero tomarme algún día libre ?

Así que creo que si puedo dedicarme a los sistemas (especialmente a la programación de), a las redes, a la página web y, tal vez, al mundo de las aplicaciones móviles el cambio merecerá la pena. ¿ Verdad ? ¿ VERDAD ?