Pues va a ser que no …

… que hay que desmontar todo lo que he montado y, entre otros, se cierran proyectos e ideas que tenía en marcha.

El primero es el servidor de impresión en una Raspberry Pi y lo seguirán todo aquello que escribí para los escritorios corporativos en Linux y que ya han dejado de tener sentido.

Es el final de una época.

Puede compartir este contenido vía