¿ Los de informática somos un freno …

13 Ene

… para la empresa ? ¿ De verdad ?

Porque es algo que escucho a menudo y hay días en los que me encuentro un poco más sensible al tema. Empieza a molestarme.

Hace tiempo, un par de décadas pongamos, esta afirmación tenía sentido. El departamento de informática era lento en reaccionar y cada vez que se necesitaba algo nuevo la burocracía lo retrasaba hasta el punto de convertirlo en una pelea de influencias. Dependía de quién era capaz de gritar más alto en según qué zonas de la gerencia. Ese se llevaba el gato el agua.

Antes proporcionar un avance era cosa de crear una pequeña red con tu windows y comenzar a trabajar al margen de los de informática; que se apañasen ellos -los de informática- con la integración de datos, con la seguridad y con la disponibilidad de los sistemas. Llegué a ver casos en los que se despedía a personal administrativo porque los jefecillos eran capaces de hacerlo todo ellos con sus suites de ofimática. Así hasta que se cansaron de ser tan autosuficientes y … vuelta al punto de partida.

Ahora llegamos a una situación parecida. Una verdadera inundación de servicios web al alcance de cualquier peláez que decide que, ¿ por qué no?, es una estupenda idea comenzar a crear bases de datos fuera del control de informática. Pero, eso sí, contando con su apoyo explícito o implícito -lo mismo da- no vaya a ser que algo tan trivial como la conexión a la red falle y no podamos seguir con lo nuestro.

Está muy bien eso de la innovación hasta que nos encontramos con la realidad. Ni sabemos muchas veces cómo hacer copias de seguridad de los montajes a los que se subscriben ni, por supuesto, sabemos qué implicación legal puede tener empezar a sacar datos fuera de la empresa, del país y muy posiblemente del continente. No hablemos ya de integrarlo con los procesos de la empresa. Aplicaciones que llevan décadas funcionando y que ni se olían siquiera que existiese algo como el correo electrónico se tienen que adaptar ahora a conceptos tan extraños como ajenos. Y sin inmutarse. Y ponte a adaptar y a tocar y que algo deje de funcionar … anda, atrévete. Verás el apoyo que tienes por parte de todos.

Y ponte a explicárselo. Que entonces te dicen que por qué no podemos tener aplicaciones como esas, tan vistosas y elegantes, y dan ganas de contestarles: porque no las pagas. ¿ Se piensan de verdad que puedes obtener lo mismo que un equipo de desarrollo enfocado a un tarea en concreto ? Esas personas, además, construyen algo con un propósito determinado que, tarde o temprano, chocará con tu forma de trabajo. Fastidia mucho ver cómo se adaptan a las exigencias de fuera y no te pasan una de las que tú presentas.

Digas lo que digas seguirán utilizándolo. Si tienes suerte tal vez vean que no es tan flexible como pensaban y que es un rollo eso de tener información replicada a mano; entonces lo dejarán y te harán sentirte como un fracasado porque tú no consigues que la informática de la empresa despegue. Ya. Qué alguien me explique -despacito si puede ser- exactamente qué significa despegar. ¿ Se os han acabado las ideas y buscáis una bala de plata para vuestros problemas ? Pues es fácil: pagadla. No es necesario que sea en sueldo para vuestro flamante equipo de una sóla persona, posiblemente sería de más ayuda aumentarlo en número.

Si tienes a un departamento de informática -por pequeño que sea- es para que haga muchas cosas y se responsabilice de ellas. Pero, ojo, que las haga él o que se lo pongan tan fácil que no tenga que hacerlas en realidad.

Seguiremos trabajando en nuestra cueva …