seafile-logoAlgunas notas sobre la instalación y el uso del servidor de archivos Seafile en Debian Wheezy, y Android y Linux como cliente.

Sobre el programa

Seafile está organizado en torno a dos programas concretos: el servidor de archivos en sí (seafile) y el administrador de usuarios y servicios (seahub).

El primero se limita a enviar arriba y abajo archivos con la mayor velocidad posible, mientras que el segundo es el frontal que permite organizar los usuarios, las bibliotecas, los grupos y demás que conforman el sistema. Además, seahub puede funcionar como proceso FastCGI o directamente en un puerto concreto (siendo opciones excluyentes).

Ventajas
  • Muy rápido
  • Instalación sencilla (más o menos para lo que suelo encontrarme por ahí)
  • Muy buena documentación
  • Cliente multiplataforma
  • Acceso WebDAV opcional
Desventajas
  • El servidor no está empaquetado en Debian (aún)
  • No existe acceso transparente y directo (excepto WebDAV) a los archivos.
  • Require MySQL/MaríaDB (aunque esto es discutible)

Sobre la instalación

Siguiendo las instrucciones del manual la instalación no es demasiado compleja para un administrador de sistemas medio.

  • Creamos un usuario específico.
  • Desempaquetamos el programa en un directorio tal y como nos recomiendan.
  • Ejecutamos el script de instalación y respondemos a las preguntas.
  • Si vamos a emplear un servidor web como frontal tendremos que configurarlo también; por ejemplo para situarlo en un servidor virtual.
  • Para controlar el servicio es aconsejable instalar un script de inicio como el que proporcionan.
  • Aceptando conexiones con el exterior también es necesario retocar el cortafuegos.
  • Mantiene sus propios archivos de registro, por lo que mejor integrarlos en el sistema para evitar consumos absurdos de espacio.

El acceso cifrado también está documentado y es muy sencillo de configurar. Los clientes, a su vez, pueden ignorar que el certificado raíz esté o no reconocido en el sistema por lo que es fácil usar certificados auto-firmados.

Conclusiones

Una vez puesto en marcha el sistema responde de maravilla. La sincronización de archivos es precisa y segura y el interfaz de administración simple y rápido.

De momento es un buen reemplazo para ownCloud si lo que se pretende es únicamente sincronizar archivos. Le falta el versionado de archivos, al menos en la versión comunitaria que yo he probado, pero al menos dispone de una papelera como último recurso antes del borrado definitivo. No es, por tanto, un sistema de copias de seguridad; el borrado accidental en uno de los clientes propaga inmediatamente el efecto a los demás, pero para disponer de un mismo contenido en varios dispositivos funciona mejor (a igual hardware y sistema operativo) que ownCloud.