Pues como un mes sin programar …

… y no sé cómo me las he apañado. Las fiestas, la proximidad de la mudanza, las lentillas nuevas o la falta de sueño o la alimentación.


Lo que sea, pero es un mes. Con algún día más que prefiero no contemplar. Y, mira, así no. ¿ Vale ?

Hoy he tenido que desactivar el complemento de WordPress que me proporcionaba las estadísticas de acceso; algo que sólo miraba por pura curiosidad y sin ir mucho más allá pero que ahí estaba.

Y como ha empezado a dar extraños errores de PHP (¿ hay algún error en este lenguaje que no lo sea?) pues he instalado el programa para controlar la instalación vía terminal (WP CLI) y lo he desactivado sin más.

En realidad era algo que quería hacer tiempo atrás porque me fijé, hace unas semanas, que habían vuelto a hacer el truco ese asqueroso que tienen algunos proyectos de software libre y que consiste en darte todas las facilidades excepto las más llamativas si no les compras una licencia o te subscribes a su soporte. Que sí, que si eres una empresa y empleas un programa de este tipo debes hacer algo por él porque estás obteniendo beneficios; eso está claro.

Pero cuando es algo personal, sin publicidad ni ingresos, ni muros de pago ni leches, pues no fastidies más con eso porque no estoy por la labor de mantenerte a ti además de al servidor virtual, la línea de datos y mi tiempo.

Y resulta que lo que he visto que quitaron, y que te devuelven sin pagas, son las búsquedas por términos. Aquellas que los buscadores añaden a la petición y así puedes saber cómo demonios te han encontrado. Una mera curiosidad, pero aún así voy a eliminar de un plumazo todo el complemento.

Y a volver a la programación. Paso a paso, como si estuviese recién curado de algo.

Puede compartir este contenido vía