Tras pensarlo un poco me siento aliviado

Si ella llega a elegirme, ¿ qué ? ¿ Qué hago con alguien así ?

Después de escribir lo de ayer lo he pensado bastante y veo que fue cosa de orgullo herido.

Y ahora te digo que aunque ya lo sospechabas en su momento, que ayer te confirmase lo que hubiese hecho falta para llevarla contigo, que tú ni sueñas en tener, no ha sido más que una rabieta.

Vamos, que eras un pelado sin recursos, tocado de verdad del ala y, encima, con un futuro absolutamente borroso. Si llega a haber interés verdadero por su parte y se te arroja encima alguien así, con hija y madre, ¿ qué crees que hubiera pasado, campeón ? ¿ A qué velocidad hubieses salido huyendo ?

Venga. Ya. Estuvo bien un poquito de aquello. Luego no. Era un error y era falso. Ahora deja los sesgos memorísticos y mira hacia adelante. Que tarea tienes.

Puede compartir este contenido vía