Kit de perros

6 Mar

Odio el término kit pero es que bolsa o equipaje o equipamiento suenan peor. Son términos como más amplios y parece que preparo una expedición alpina.

Los elementos que describo a continuación son los que he echado en falta algún día que otro y que quisiera tener preparados en algún tipo de bolsa o mochila con la que sacar a los bichos.

Primero la lista:

  • Bolsas
  • Agua + vinagre
  • Bridas
  • Trozo de soga
  • Agua
  • Chuches
  • Toalla pequeña
  • Cepillo
  • Botiquín:
    • Gasas
    • Desinfectante
    • Pinzas
    • Coagulante

Y ahora la explicación:

Las bolsas de excrementos son lo mínimo que debo llevar. Con la orina tengo un dilema: si mean siempre en una misma zona de campo terminan agostándola. Si lo hacen en acera la ensucian a menos que esté lloviendo. De ahí a que llevar una pequeña cantidad de agua y vinagre blanco (el de limpiar) puede ser muy útil.

Como estoy un tanto pelado y no tengo dinero para renovar arneses ni correas he sufrido regularmente la rotura de alguno. Y teniendo una mastín tozuda llevarla de vuelta a casa suele ser agotador y frustrante. He descubierto que me apaño muy bien con bridas para reparaciones rápidas pero creo que llevar un trozo de soga (o cuerda gruesa) podría sacarme también del apuro.

El agua para ellas es imprescindible incluso en invierno si el paseo es largo o han corrido mucho. En verano no digamos. ¿ Y las chuches ? Bueno, las chuches son lo único que puede conseguir recuperar el control cuando se desmandan estando sueltas. Tienen que ser lo más secas posibles para evitar que se derritan y la líen.

La toalla pequeña, de nuevo con una mastín, es muy necesaria por la saliva que a veces suelta y por la que deposita en otros perros. Y el cepillo tres cuartas de lo mismo. Como tiene la maldita costumbre de revolcarse en cualquier parte hasta cambiar de color o camuflarse con el entorno un cepillo vendría muy bien para darle un toque antes de volver a casa.

Y por último el botiquín. Quizás lo menos usado por no llevarlo pero en las pocas ocasiones que han tenido algún encontronazo violento con otros perros lo he echado en falta. Llevar gasas y desinfectante para heridas pequeñas, pinzas para cuando no alcanzo a sacarles algo que se les ha clavado (especialmente en las almohadillas) y coagulante por si la herida es más seria y para que dejen de sangrar y la herida esté más cerrada. Es lo más que se me ocurre ahora mismo.

Tal y como tengo organizada mi casa la idea de disponer de un bolso o similar que pueda reaprovisionar en un único punto y tenerlo al alcance de la puerta es lo ideal. Aún estoy dudando entre apañarme de momento con una bolsa o mochila que encuentre en casa o hacer una en piel.

Supongo que si quiero probar el sistema y ponerlo en marcha cuanto antes tendrá que ser lo primero. Lo segundo aún está lejos de ser factible.

A ver si se me ocurre algo más.