2019

Pues no quería hacer una entrada hablando del año. No es por falta de ganas, es más bien que no tengo muchas ganas de recapitular.

Pero hoy he leído una entrada de Javier Lobo hablando de su año y he pensado que no vendría mal pensar un poco. Es más, es que resulta que creo recordar que hice una a primeros o a últimos del 2018 hablando sobre este año y, bueno, podría funcionar ahora que estoy con el documento de logros y todo eso.

Voy a mirar en los archivos a ver si encuentro esa entrada, la leo, me horrorizo y vuelvo.

No era para tanto. Sólo un par de frases lapidarias y un error de clasificación en el blog que ya he corregido. Tengo que admitir que aunque lo intenté, lo de vivir y eso, no lo conseguí. Ha sido un año más de miedo y susto completando un quinquenio que me podría haber ahorrado. Que sí, que cosas buenas ha habido, claro, personas, momentos, logros; pero he vuelto a tomar las mismas decisiones pésimas y he vuelto a respirar de milagro. Otra vez.

Así que ahora sólo tengo que pelear contra mis ganas de vivir y mi miedo a hacerlo. Mola ser yo, ¿ eh ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *