Episodio IV

Anteriormente

Cuando vio a su hija no pudo reprimir también un grito. La niña permanecía muy quieta, temblorosa, junto a una masa oscura, más grande que ella y cubierta de escamas, de la que salían pequeños tentáculos que se movían muy suavemente.

Ojos, pequeños ojos aparecían por toda su superficie. Sin orden aparente se abrían y cerraban. Y dos hendiduras, como bocas, se dejaban ver al mismo tiempo.

 

Don’t forget to share this via , Google+, Pinterest, LinkedIn, Buffer, Digg, Tumblr, Reddit, StumbleUpon, Delicious, WhatsApp, Line and Naver.

1 comentario

  1. De repente la anciana, sonrió.No os preocupeis, estaba preparando su comida, le gustan las cosas muy dulces. De una de sus hendiduras. salio una inmensa lengua rosada con unos pequeños bultitos, de los que salian una especie de de fluido que volando se acerco a la cara de la niña.

    Sorprendidas y aún asustadas, sintieron una enorme paz dentro de si, una dulzura que llegaba a sus cansadas mentes y a sus doloridos cuerpos.¿que es esto?.-pregunto la madre-.
    -Jajajaja, esto es un regalo dentro del horror en que se ha convertido este mundo, le encontre siendo un bicho enano y asqueroso, iba a pisarlo y de repente me miró, me di cuenta que estaba aun mas asustado que yo, decidi traerle a casa para los niños.La noche de horror que asola el planeta, no solo ha despertado a los monstruos de los que nos escondemos, porque hasta en los momentos mas oscuros, la naturaleza sabe crear equilibrio a traves del caos. Venga sentaros a cenar, os vendra bien.

    LO siento me gusta tocar las narices….como transformar una historia de miedo en un cuento ajajajj.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *